Alopecia en mujeres

La alopecia también es un problema que afecta a las mujeres, las causas pueden ser muy variadas y los tratamientos dependen del factor que la desencadena.

Aproximadamente un tercio experimentan alopecia en mujeres en algún momento de sus vidas. Entre las mujeres posmenopáusicas, hasta dos tercios sufren adelgazamiento del cabello o calvicie. La pérdida de cabello en las mujeres a menudo tiene un mayor impacto que la pérdida de cabello en los hombres, porque es menos socialmente aceptable para ellas. La alopecia puede afectar gravemente el bienestar emocional y la calidad de vida de una mujer.

La alopecia de patrón femenino puede afectar más en la post-menopausia.

Generalidades en alopecia en mujeres

El principal tipo de pérdida de cabello en las mujeres es el mismo que en los hombres. Se llama alopecia androgenética, o pérdida de cabello de patrón femenino (o masculino). En los hombres, la pérdida de cabello generalmente comienza por encima de las sienes, y la línea del cabello que retrocede finalmente forma una forma característica de «M»; el cabello en la parte superior de la cabeza también se adelgaza, a menudo progresando hasta la calvicie. En las mujeres, la alopecia androgenética comienza con un adelgazamiento gradual en la línea de la parte, seguido de una pérdida de cabello difusa creciente que se irradia desde la parte superior de la cabeza. La línea del cabello de una mujer rara vez retrocede, y las mujeres rara vez quedan calvas.

Hay muchas causas potenciales de pérdida de cabello en las mujeres, que incluyen afecciones médicas, medicamentos y estrés físico o emocional. Si nota una pérdida de cabello inusual de cualquier tipo, es importante que consulte a su proveedor de atención primaria o un dermatólogo para determinar la causa y el tratamiento adecuado. También puede pedirle a su médico una derivación a un terapeuta o grupo de apoyo para abordar las dificultades emocionales. La alopecia en las mujeres puede ser frustrante, pero en los últimos años se ha visto un aumento en los recursos para hacer frente al problema.

Estadísticas en la alopecia en mujeres

La calvicie en mujeres afecta a un porcentaje importante de la población. La frecuencia de este problema depende mucho de la edad de la persona. Después de la menopausia entre 29-38% de las mujeres tienen algún grado de calvicie. Después de los 70 años afecta a un 55% de las mujeres. Antes de los 50 años de edad es menos frecuente, presentándose entre 6-12% de las mujeres.

Patrones de alopecia femenina

Escala de Ludwig

Los médicos usan la Clasificación Ludwig para describir la alopecia de patrón femenino. El Tipo I es un adelgazamiento mínimo que puede camuflarse con técnicas de peinado. El tipo II se caracteriza por una disminución del volumen y un notable aumento de la parte media de la línea. Tipo III describe adelgazamiento difuso, con una apariencia transparente en la parte superior del cuero cabelludo.

¿Qué es la alopecia androgenética?

Casi todas las mujeres eventualmente desarrollan algún grado de pérdida de cabello de patrón femenino. Puede comenzar en cualquier momento después del inicio de la pubertad, pero las mujeres tienden a notarlo primero alrededor de la menopausia, cuando la pérdida de cabello generalmente aumenta. El riesgo aumenta con la edad, y es mayor para las mujeres con antecedentes de pérdida de cabello a ambos lados de la familia.

Como su nombre indica, la alopecia androgenética implica la acción de las hormonas llamadas andrógenos, que son esenciales para el desarrollo sexual masculino normal y tienen otras funciones importantes en ambos sexos, incluido el deseo sexual y la regulación del crecimiento del cabello. La condición puede ser heredada e involucrar varios genes diferentes. También puede ser el resultado de una afección endocrina subyacente, como la sobreproducción de andrógenos o un tumor secretor de andrógenos en el ovario, la hipófisis o la glándula suprarrenal. En cualquier caso, la alopecia probablemente esté relacionada con una mayor actividad de andrógenos. Pero a diferencia de la alopecia androgenética en los hombres, en las mujeres es más difícil determinar el papel preciso de los andrógenos. En la posibilidad de que esté involucrado un tumor secretor de andrógenos, es importante medir los niveles de andrógenos en mujeres con pérdida clara de cabello de patrón femenino.

¿Es igual en ambos sexos?

En ambos sexos, la pérdida de cabello por alopecia androgenética ocurre debido a un acortamiento genéticamente determinado de anágeno, una fase de crecimiento del cabello y un alargamiento del tiempo entre el desprendimiento de un cabello y el comienzo de una nueva fase de anágeno. Eso significa que el cabello tarda más en volver a crecer después de que se desprende en el transcurso del ciclo de crecimiento normal. El folículo piloso en sí mismo también cambia, se contrae y produce un tallo capilar más corto y delgado, un proceso llamado «miniaturización folicular». Como resultado, los pelos «terminales» más gruesos, pigmentados y de mayor duración se reemplazan por pelos más cortos, más delgados y no pigmentados llamados «viteles».

Ciclo de vida de un cabello

Cada cabello se desarrolla a partir de un folículo, un bolsillo angosto en la piel, y pasa por tres fases de crecimiento. Anágena (A), la fase de crecimiento activo, dura de dos a siete años. Catágena (B), la fase de transición, dura aproximadamente dos semanas. Durante esta fase, el tallo del cabello se mueve hacia arriba hacia la superficie de la piel, y la papila dérmica (la estructura que nutre las células que dan lugar al cabello) comienza a separarse del folículo. Telógena (C), la fase de reposo, dura alrededor de tres meses y culmina en el desprendimiento del tallo del cabello.

¿Cómo saber si tengo un problema de calvicie?

La calvicie se caracteriza por caída excesiva de cabello, adelgazamiento progresivo y pérdida de la densidad capilar. En el caso de las mujeres el primer signo de calvicie es adelgazamiento progresivo del cabello en un periodo de varios años. Posteriormente hay una pérdida de la densidad capilar. La zona más afectada es la parte frontal y media de la cabeza. Aunque en ocasiones también afecta la región temporal y la coronilla. Cuando afecta la parte frontal, en la línea de cabello se observa un patrón de “árbol de Navidad”.

alopecia en mujeres

Se puede observar un patrón de «Árbol de Navidad»

Afección Emocional de la Alopecia Femenina

Generalmente, las mujeres se afectan más que los hombres a nivel social y psicológico. Esto debido a que para una mujer, su cabello tiene un papel central en su feminidad y belleza. Además de que la alopecia en mujeres, no se considera como “algo normal” como podría ser en el caso de los hombres.

Alopecia Areata en Mujeres

La alopecia areata en mujeres es una condición cutánea autoinmune que causa la pérdida de cabello. Es mucho más común en mujeres que en hombres como la mayoría de las enfermedades inmunes.

Si eres mujer el cabello puede ser una de las cosas más importantes de tu cuerpo, es una parte de ti que te da seguridad y te hace sentir linda, pero ¿Qué pasa cuando presentas un problema capilar como la Alopecia Areata? En este artículo abordaremos todo lo relacionado con este padecimiento que te permitirá abordar de una mejor manera, tanto médica como emocionalmente el mismo.

La alopecia areata es una forma peculiar de pérdida de cabello que suele afectar al cuero cabelludo, pero puede producirse en cualquier piel con pelo. Esta produce uno o más parches de calvicie sin ningún cambio obvio en la textura de la piel afectada, una alopecia sin cicatrices. Este padecimiento afecta a hombres y mujeres. Es un trastorno autoinmune, en el que los folículos pilosos, son dañados por un sistema inmunológico mal guiado.

Para la mayoría de los pacientes, la condición se resuelve sin tratamiento en un año, pero la pérdida de cabello es a veces permanente. Se sabe que muchos tratamientos ayudan al crecimiento del cabello. Múltiples tratamientos pueden ser necesarios, y ninguno funciona consistentemente para todos los pacientes.

¿Qué causa la alopecia areata?

Las personas que padecen alopecia areata tienen un sistema inmunológico que, por una razón desconocida, ataca a ciertos folículos pilosos por error. El sistema inmunológico está compuesto por órganos, células y tejidos del cuerpo que normalmente protegen al cuerpo de daños como una infección. En algunos casos el sistema inmunológico no funciona correctamente. Los científicos no están exactamente seguros de por qué sucede esto.

¿Quién puede contraer alopecia areata?

Cualquier persona, hombre o mujer, de todas las razas y orígenes étnicos puede verse afectada por la alopecia areata. De hecho, aproximadamente 1 de cada 50 personas tendrá síntomas de alopecia areata en algún momento de su vida (normalmente antes de los 30 años); sin embargo, la enfermedad suele empezar durante la infancia. Alguien que tiene un familiar con alopecia areata tiene un mayor riesgo de padecerla. Aunque es más común de lo que crees en mujeres.

¿Cuáles son los signos y/o síntomas de la alopecia areata?

Las personas que tienen alopecia areata pueden notar por primera vez que están perdiendo pelo cuando ven grupos de pelo en la almohada. A medida que se cae más cabello, es probable que vean parches redondos y lisos de pérdida total de cabello en el cuero cabelludo, pero otras zonas del cuerpo también pueden verse afectadas. Lo más común es tener sólo una o unas pocas manchas de pérdida de cabello, pero a veces una persona puede perder todo su cabello (en la cabeza), incluyendo las pestañas y las cejas. Esta condición se llama areata «totalis».

Algunas personas pueden perder todo el vello corporal (areata universalis); sin embargo, esto es menos común. La alopecia areata puede afectar a las uñas de las manos y los pies de una persona; las uñas se ven opacas y delgadas y en algunos casos pueden tener manchas blancas y parecer «abolladas». La forma de la uña no suele cambiar y normalmente no se caen. Las personas que tienen alopecia areata no tienen dolor relacionado con la pérdida del cabello y pueden vivir una vida saludable.

¿Me volverá a crecer el pelo?

Aproximadamente la mitad de las personas que tienen síntomas leves de alopecia areata no tendrán un daño permanente en el folículo piloso, por lo que su cabello volverá a crecer de forma natural. Sin embargo, puede tardar hasta un año. El otro 50% puede tener una pérdida de cabello permanente con o sin cicatrices. Te recomendamos actuar lo más pronto posible para poder apoyarte de la mejor manera.

¿Cómo se diagnostica la alopecia areata?

Un médico puede diagnosticar la alopecia areata observando las manchas de pérdida de cabello, ya que la zona suele ser lisa y con hebras cortas de cabello que se han desprendido. A veces, el proveedor puede solicitar un análisis de sangre para comprobar si existen otras posibles condiciones médicas o enfermedades autoinmunes que puedan causar la pérdida de cabello, como la anemia o las afecciones de la tiroides. En raras ocasiones, se necesita una biopsia en la que se extrae una pequeña cantidad de tejido del área para hacer el diagnóstico.

¿Es contagiosa la alopecia areata?

No. La alopecia areata no es contagiosa y no puede transmitirse a otras personas.

¿Se puede curar?

Desafortunadamente, no existe una cura para la alopecia areata en este momento; sin embargo, la ciencia siempre está avanzando y una cura puede ser posible en el futuro. La buena noticia es que hay medicamentos que son eficaces para algunas personas.

Un médico especialista puede tratar la alopecia areata leve, pero lo más frecuente es que la persona sea remitida a un médico tricólogo o dermatólogo, un médico que se especializa en el cuidado de personas con afecciones capilares.

¿Cuáles son los tratamientos para la alopecia areata?

Las personas que tienen alopecia areata leve pueden no necesitar tratamiento ya que su cabello puede volver a crecer de forma natural. Sin embargo, otras personas con pérdida de cabello de moderada a severa probablemente se beneficiarán del tratamiento. El objetivo del tratamiento es fomentar el crecimiento del cabello y detener una mayor pérdida de cabello.

Las pomadas tópicas que se aplican a las zonas de pérdida de cabello suelen recetarse primero. Entre ellos se incluyen los «corticoesteroides». Este tipo de medicamento estimula los folículos para que el cabello crezca. Cuando la terapia tópica no funciona, se pueden sugerir inyecciones (inyecciones) como la Triamcinolona que se administra en el cuero cabelludo o en la cara (cejas), dependiendo de dónde se encuentren los parches de pérdida de cabello. El nuevo crecimiento del cabello suele tardar entre 4 y 6 semanas. Las inyecciones se repiten cada 4-6 semanas hasta que el cabello haya vuelto a crecer. El medicamento se suele interrumpir después de 6 meses si no se observa ninguna mejora.

Cuando la alopecia areata está avanzada, se pueden sugerir otros medicamentos como el minoxidil (por ejemplo, Rogaine), la antralina, la inmunoterapia tópica y/o la fotoquimioterapia.

¿Qué hay de las vitaminas y minerales para tratar la alopecia areata en mujeres?

Las vitaminas y minerales son necesarios para muchas funciones corporales, incluyendo el crecimiento del cabello. Los científicos han descubierto que los niveles bajos de ciertas vitaminas/minerales o en algunos casos, demasiado, pueden provocar la caída del cabello. Esto es particularmente cierto para las personas que tienen alopecia areata. Por ejemplo, la investigación médica ha demostrado que los bajos niveles de vitamina D pueden ser un factor en la pérdida de cabello y que un exceso de vitamina A también puede estar asociado con la pérdida de cabello. Es necesario realizar más investigaciones para determinar si los bajos niveles de otras vitaminas y minerales como el hierro, el zinc y la biotina juegan un papel en la pérdida de cabello. Hable con su médico de cabecera o dermatólogo para saber si su nivel de vitamina D está dentro de los límites normales o si podría beneficiarse de tomar un suplemento de vitamina D y/u otras vitaminas o minerales.

¿Es normal sentirse triste por tener alopecia areata?

Es totalmente normal sentirse molesto por la pérdida de cabello, pero también es normal no preocuparse; o incluso con el tiempo sentirse orgulloso. Cada persona maneja la pérdida de cabello de manera diferente; sin embargo, muchas mujeres jóvenes se sienten avergonzadas por su pérdida de cabello y les resulta útil hablar con un consejero o terapeuta.

Algunas mujeres con alopecia areata jóvenes optan por usar una peluca o un peluquín, un sombrero o una bufanda, pestañas postizas y se hacen un tatuaje temporal (si no tienen pelo en las cejas). Aprender acerca de la alopecia areata es empoderante y encontrar a otras personas como tú a través de grupos puede ayudarte a darte cuenta de que no estás sola.

Si mis padres tienen alopecia areata, ¿me la heredarán?

No necesariamente, pero nadie sabe con seguridad por qué el sistema inmunológico actúa como lo hace cuando se trata de la alopecia. Es común que la alopecia se dé en familias en las que hay otras enfermedades autoinmunes. Sin embargo, no todas las personas de la familia contraerán una enfermedad autoinmune. Tu mamá o tu papá podrían ser las únicas personas de tu familia que desarrollen alopecia.

La alopecia areata en mujeres es el resultado de muchos genes diferentes, no sólo de un gen en particular. No hay ningún predictor para que alguien sepa si heredará la alopecia. Según estudios científicos, muchos investigadores creen que el riesgo de desarrollar alopecia si tu padre o tu madre la tienen es mucho menor que 1 de cada 5.

Tipos de Alopecia en Mujeres

¿Cuáles son los tipos de alopecia en mujeres? Cuando escuchamos la palabra calvicie o alopecia, lo primero que nos viene a la mente es la imagen de un hombre calvo o con poco cabello. Esto sucede porque generalmente asociamos este problema como un asunto exclusivo de los hombres.

El concepto está por mucho alejado de la realidad actual, ya que hay un gran porcentaje de mujeres que hoy luchan por darle solución a su problema de caída de cabello o alopecia, que así como en los hombres, se produce por múltiples circunstancias.

En este apartado te explicamos con más detalle de qué trata la alopecia en las mujeres y cómo puedes darle solución a este problema, si eres una mujer que lo padece y lucha día con día para detenerla.

Alopecia androgénica femenina o de patrón femenino

Este tipo de alopecia es también conocida como alopecia de patrón femenino y se trata de un padecimiento no cicatricial que puedes distinguir por la reducción progresiva de la densidad del cabello en la parte de la coronilla principalmente.

Déjanos comentarte que para este tipo de alopecia, la genética es quien da la jugada de manifestarse, ya que se estima que el 15% de las mujeres antes de los 40 años sufren de este problema e incluso a partir de la menopausia.

¿Cómo evoluciona este problema? Todo inicia a partir de una miniaturización progresiva de los folículos, para después continuar con la reducción del número de cabellos en la zona del centro y frente de tu cuero cabelludo.

Además, este es el tipo de alopecia que se presenta con mayor frecuencia en las mujeres adultas, por lo que los tratamientos para combatirla siempre buscan la personalización, pues al tratarse de orígenes genéticos, es necesaria la historia clínica de cada paciente.

Síntomas

Como lo mencionamos anteriormente, puedes distinguir los inicios de este tipo de alopecia cuando encuentras un adelgazamiento o reducción del cabello en la zona de la coronilla como una de las principales señales.

Algunos de sus otros síntomas son aquellos que con el paso del tiempo, hacen que el cabello pase a ser más débil y frágil, así como se suelen presentar huecos en algunas zonas de la cabeza debido a la evidente caída progresiva del cabello.

¿Qué lo causa?

Podríamos decir que la genética lo es todo; sin embargo, también existen factores adicionales a los heredados que pueden ocasionar una pérdida paulatina pero excesiva de cabello, como por ejemplo:

  • Desarreglo hormonal en el organismo
  • Estrés
  • Mala alimentación

Para determinar exactamente lo que ocasiona la calvicie, será necesaria una consulta especializada que confirme cualquiera de los factores anteriormente mencionados, y de esta manera definir el tratamiento adecuado al diagnóstico.

Alopecia difusa

Este tipo de alopecia es la más inofensiva de todas las alopecias, ya que al mismo tiempo que el cabello cae, también comienza a crecer nuevo. Este problema es temporal, pues hay una regeneración más rápida del pelo.

Síntomas

Además de que este tipo de alopecia es temporal, también incluye una manera más rápida de detectar, y es a través del rastro de pelos que van quedando en la almohada o en la ducha.

¿Qué lo causa?

  • Estrés
  • Algún medicamento
  • Parto
  • Dieta desequilibrada

En general, la solución puede estar en tus manos porque el control del estrés y la alimentación solo la tienes tú. Sin embargo, cuando esto comienza a ser un problema más avanzado, lo mejor es acudir con un médico que esté especializado en el cabello para que pueda darte opciones de solución a tu problema.

Alopecia Frontal Fibrosante (FFA)

La alopecia fibrosa frontal (FFA, por sus siglas en inglés) es una forma de alopecia que afecta a la zona frontal de la cabeza. Se sabe que tiene un componente genético, con mayor incidencia en las mujeres. Aunque se conoce desde hace muchos años, fue sólo después de la llegada de la trilogía como ciencia, que la gente comenzó a sentirse más cómoda con el tema. Debido a los diferentes taboos para que las mujeres expresaran su problema de calvicie, no fue posible conseguir una cura para esta condición sin realizar métodos invasivos y complicados. Sin embargo, ahora el campo de la medicina está lo suficientemente avanzado como para manejarlo y, al mismo tiempo, tratarlo eficazmente. Ahora hay diagnósticos que pueden ayudar a descubrir si se tiene alopecia frontal o no.

Síntomas de la Alopecia Frontal Fibrosante (FFA)

El paciente con Alopecia Frontal Fibrosante (FFA) puede experimentar una pérdida de pelo frontal y baja, que suele ser simétrica. El retroceso de las líneas de cabello no es poco común con esta enfermedad. Además, los pacientes afectados también pueden sufrir algunos de los otros síntomas de la calvicie de patrón femenino, incluyendo ojos hinchados, párpados caídos, cejas finas, piel seca y piel caída.

La piel frontal, normalmente gruesa y duradera, se vuelve delgada y sin pelo, dejando manchas rojas a lo largo de los lados de la cara. Esta condición también puede ocurrir en hombres y mujeres. Los síntomas varían de una persona a otra y pueden diferir según la edad, el sexo y la genética.

Causas

¿Qué causa la Alopecia Fibrosal Frontal? Hay una serie de factores que pueden desencadenar esta condición. El estrés, los cambios hormonales, las condiciones hereditarias, la nutrición, el embarazo y los parásitos son las causas más comunes. Las anormalidades en las hormonas del cuerpo, como las alteraciones de la glándula pituitaria, también están involucradas en esta condición. En la mayoría de los casos, la alopecia de fibrosis frontal es una condición progresiva, y puede progresar a una etapa irreversible si no se trata adecuadamente.

Genética

La alopecia fibrosa frontal (FFA) es uno de los desórdenes genéticos más comunes en las mujeres de los Estados Unidos. Puede ser causada por una mutación de un gen en el cromosoma 20. Los factores genéticos que contribuyen a esta condición han sido ampliamente estudiados. Estos incluyen rasgos autosómicos recesivos, trastornos ligados al cromosoma X y síndromes. En muchos casos, los miembros de la familia, tanto los padres como los hijos, se ven afectados por esta condición. Como resultado, es importante diagnosticar este trastorno a tiempo, antes de que el daño ya esté hecho.

Diagnóstico de la Alopecia Frontal Fibrosante (FFA)

Por lo general, el diagnóstico de FFA se encuentra viendo la progresión de las lesiones. Los sarpullidos o puntos de inflamación suelen tener un aspecto lineal o curvo, los distintos grados de gravedad, los colores característicos de la lesión, la ubicación y el grado de inflamación de la lesión.

En las formas más leves de FFA, sólo pueden aparecer unos pocos puntos de la piel. Estos pueden ser decoloraciones de la piel y áreas con lesiones permanentes. En las formas más severas de FFA, los síntomas aparecen en toda la cabeza, el cuello, la cara y el pecho. A veces, puede haber muchas lesiones en el cuero cabelludo. Esto se conoce como placas. También puede haber «doble lustre» o manchas de pigmentación en la piel, en el pelo, las uñas y el cuero cabelludo. Estos también varían en color de claro a oscuro.

El uso del dermatoscopio para el diagnóstico

La dermatoscopia y la biopsia pueden ser usadas para verificar el diagnóstico. No obstante, la dermatoscopia no es el método más preciso de diagnóstico. El dermatoscopio puede pasar por alto o malinterpretar la lesión. Es difícil determinar qué lesiones son causadas por los Alopecia Frontal Fibrosante y cuáles son sólo en las partes normales de la piel.

Biopsia para su diagnóstico

La histología y las pruebas de laboratorio determinarán si se ha hecho un diagnóstico de FFA. Se puede realizar una biopsia de una célula basal del área frontal del paciente para confirmar el diagnóstico. Un tricólogo o dermatólogo necesitará examinar la biopsia bajo un microscopio de aumento para determinar si la célula basal es maligna o benigna.

Por lo tanto, el FFA se diagnostica por medio de la histología, pruebas de laboratorio y un examen del folículo capilar extraído.

Tratamiento para la Alopecia Frontal Fibrosante

Los métodos de tratamiento incluyen el uso de pomadas o lociones tópicas que contienen Minoxidil o altas dosis de esteroides.

Muchas veces, la alopecia frontal puede ser tratada fácilmente y, al mismo tiempo, es más manejable de lo que la mayoría de la gente pensaba. Esto se debe a que es más común en las mujeres jóvenes que en las mayores, y porque las mujeres jóvenes son menos agresivas en su tratamiento. El tratamiento de la alopecia frontal que puede recibir depende de la gravedad de su caso. En los casos leves, el tratamiento se hará de forma regular. Sin embargo, para los casos más graves, el tratamiento puede realizarse mediante métodos quirúrgicos, si esto fuese posible, una vez remitida la enfermedad. Sin embargo, la mayoría de los ensayos clínicos para FFA no utilizan el trasplante de cabello.

Algunos médicos también utilizan el láser en las zonas afectadas, pero sólo unos pocos pacientes han respondido a este tipo de tratamiento.

Diagnóstico de alopecia en mujeres

El diagnóstico de la alopecia de patrón femenino es clínico. A través de un examen físico y una historia clínica detalladas. Se recomienda hacer pruebas de sangre para descartar problemas hormonales. Sobre todo en pacientes que tienen síntomas asociados a un exceso de andrógenos, como anormalidades menstruales, hirsutismo (crecimiento de vello en patrón masculino) o acné descontrolado.

Un médico diagnostica la pérdida de cabello de patrón femenino tomando un historial médico y examinando el cuero cabelludo. Ella o él observará el patrón de pérdida de cabello, verificará si hay signos de inflamación o infección y posiblemente solicitará análisis de sangre para investigar otras posibles causas de pérdida de cabello, como hipertiroidismo, hipotiroidismo y deficiencia de hierro. A menos que haya signos de exceso de actividad androgénica (como irregularidades menstruales, acné y crecimiento de vello no deseado), generalmente no es necesaria una evaluación hormonal.

Tratamiento para alopecia en mujeres

Los medicamentos son el tratamiento más común para la alopecia en mujeres. Incluyen lo siguiente:

Minoxidil

Este medicamento se introdujo inicialmente como un tratamiento para la presión arterial alta, pero las personas que lo tomaron notaron que estaban creciendo el cabello en lugares donde lo habían perdido. Los estudios de investigación confirmaron que el minoxidil aplicado directamente al cuero cabelludo podría estimular el crecimiento del cabello. Como resultado de los estudios, la FDA originalmente aprobó el 2% de minoxidil de venta libre para tratar la alopecia en mujeres. Desde entonces, una solución del 5% también está disponible cuando se necesita una solución mas fuerte para la pérdida de cabello de una mujer.

Claramente, el minoxidil no es una droga milagrosa. Si bien puede producir un nuevo crecimiento de cabello fino en algunas mujeres, no en todas, no puede restaurar la densidad total del cabello perdido. No es una solución rápida, tampoco para la alopecia en mujeres. No verá resultados hasta que use el medicamento durante al menos dos meses. El efecto a menudo alcanza su punto máximo alrededor de los cuatro meses, pero podría llevar más tiempo, así que planifique una prueba de seis a 12 meses. Si el minoxidil funciona para usted, deberá seguir usándolo para mantener esos resultados. Si te detienes, comenzarás a perder cabello nuevamente.

Cómo usar el minoxidil

Asegúrese de que su cabello y cuero cabelludo estén secos. Usando el gotero o la bomba rociadora que se proporciona con la solución de venta libre, aplíquela dos veces al día en cada área donde su cabello se adelgace. Masajee suavemente en el cuero cabelludo con los dedos para que pueda llegar a los folículos capilares. Luego seque al aire su cabello, lávese bien las manos y lave cualquier solución que haya goteado sobre su frente o cara. No se lave con champú durante al menos cuatro horas después.

Algunas mujeres encuentran que la solución de minoxidil deja un depósito que seca e irrita el cuero cabelludo. Esta irritación, llamada dermatitis de contacto, probablemente no sea causada por el minoxidil en sí, sino por el alcohol que se incluye para facilitar el secado.

Efectos secundarios y preocupaciones

Minoxidil es seguro, pero puede tener efectos secundarios desagradables incluso aparte de la irritación de la piel relacionada con el alcohol. A veces, el cabello nuevo difiere en color y textura del cabello circundante. Otro riesgo es la hipertricosis: crecimiento excesivo de vello en los lugares equivocados, como las mejillas o la frente. (Este problema es más probable con la solución más fuerte del 5%).

Debido a que la patente de Rogaine (la versión de marca de minoxidil) ha expirado, hay muchos productos genéricos disponibles. Todos contienen la misma cantidad de minoxidil, pero algunos incluyen ingredientes adicionales, como extractos de hierbas, que pueden desencadenar reacciones alérgicas.

Antiandrógenos

Los andrógenos incluyen testosterona y otras hormonas «masculinas», que pueden acelerar la alopecia en mujeres. Algunas mujeres que no responden al minoxidil pueden beneficiarse de la adición de la espironolactona (Aldactone), un medicamento antiandrogénico, para el tratamiento de la alopecia androgénica. Esto es especialmente cierto para las mujeres con síndrome de ovario poliquístico (PCOS) porque tienden a producir andrógenos en exceso. Los médicos generalmente recetan espironolactona junto con un anticonceptivo oral para mujeres en edad reproductiva. (Una mujer que toma uno de estos medicamentos no debe quedar embarazada porque puede causar anormalidades genitales en un feto masculino). Los posibles efectos secundarios incluyen aumento de peso, pérdida de libido, depresión y fatiga.

Finsterida

Se puede tratar con antiandrogénicos.

Suplementos de hierro

La deficiencia de hierro podría ser una causa de alopecia en algunas mujeres. Su médico puede evaluar su nivel de hierro en la sangre, especialmente si es vegetariana, tiene antecedentes de anemia o sangrado menstrual abundante. Si tiene deficiencia de hierro, necesitará tomar un suplemento y puede detener la pérdida de cabello. Sin embargo, si su nivel de hierro es normal, tomar hierro adicional solo causará efectos secundarios, como malestar estomacal y estreñimiento.

Plasma Rico en Plaquetas

El plasma rico en plaquetas tiene utilidad para los problemas de calvicie en las mujeres, sobre todo en etapas iniciales del problema.

Trasplante de cabello

El injerto de cabello, un procedimiento utilizado en los Estados Unidos desde la década de 1950 para tratar la alopecia androgénica, implica quitar una tira de cuero cabelludo de la parte posterior de la cabeza y usarla para rellenar una zona de calvicie. Hoy en día, el 90% de los cirujanos de trasplante de cabello utilizan una técnica llamada trasplante de unidades foliculares, que se introdujo a mediados de la década de 1990.

Durante este procedimiento, los cirujanos extraen una tira estrecha de cuero cabelludo y la dividen en cientos de pequeños injertos, cada uno de los cuales contiene sólo unos pocos pelos. Cada injerto se planta en una hendidura en el cuero cabelludo creada por una cuchilla o aguja en el área del cabello perdido. El cabello crece naturalmente de esta manera, en pequeños grupos de uno a cuatro folículos, llamados unidades foliculares. Como resultado, el injerto se ve mejor que los «plugs» más grandes asociados con los trasplantes capilares de antaño.

Alopecia y calvicie

La alopecia o calvicie es un problema estético y de salud que presenta cada día una mayor incidencia, a consecuencia de factores como el estrés, la contaminación, entre otros.

Tipos de alopecia

Dentro de las alopecias no cicatrizales, existen varios tipos de alopecia con causas y manifestaciones clínicas muy diferentes.

Alopecia en hombres

Seguramente te has preguntado, ¿por qué es tan común la caída de cabello en los hombres? Te ayudaremos a saber más acerca de esto.