Causas de alopecia

La alopecia o calvicie es una afección que surge ante el debilitamiento y progresiva caída del cabello. Las causas pueden ser diversas y conocer el tipo de alopecia que sufres, así como su origen, es el primer paso para iniciar el tratamiento más efectivo para tu caso en particular.

¿Por qué se me cae el cabello?

Leyendas tan populares como la leyenda de la Llorona son las que existen en torno a la caída del cabello, ya que los factores que la provocan pueden variar tanto en hombres como en mujeres.

El cepillo lleno de cabello es la pesadilla de muchas personas aunque en realidad esto no debería ser tan alarmante. Lo que importa no es el número de cabellos perdidos, sino la densidad del mismo en el cuero cabelludo. Hay que recordar que todos los días perdemos entre 50 y 100 cabellos y muchas veces no nos damos cuenta, pero se renuevan con facilidad, manteniendo su volumen y densidad.

¿Cómo es posible quedarse calvo?

En esos casos, lo que sucede es que la raíz del cabello enferma deja de trabajar, provocando una situación médicamente conocida como miniaturización. Es decir, la raíz fabrica un tallo cada vez más fino que al final se convierte en vello y comienza a desaparecer. 

El crecimiento del cabello sigue un ciclo vital que consta de tres fases. La primera es la fase anágena, tiene una duración de dos a seis años, en la cual el cabello crece un centímetro al mes. Durante la siguiente fase, llamada catágena, que tiene una duración de cuatro semanas, el cabello deja de crecer y se debilita hasta caer. En la última fase, la fase telógena, el cabello vuelve a surgir en el mismo folículo.

Un folículo tiene la capacidad de generar hasta 25 cabellos sucesivamente, aunque existen factores que pueden alterar o modificar los ciclos anteriores, agotando el folículo prematuramente y esto es lo que ocasiona la alopecia o calvicie.

Factores que provocan o contribuyen a la caída del cabello

Las causas más comunes de la pérdida de cabello tanto en hombres como en mujeres son el envejecimiento, la genética, la pérdida y aumento de peso constante y de manera extrema, los desbalances hormonales, entre otros.

Cada persona es distinta, por ello es importante saber diferenciar los distintos tipos de padecimientos que pueden provocar la caída parcial o total del cabello. En algunos casos los exámenes médicos darán con la raíz del problema.

Problemas hormonales

Las personas que tienen afecciones que afectan los niveles de hormonas, como lo son el hipotiroidismo e hipertiroidismo, presentan una mayor caída y adelgazamiento del cabello. Asimismo, el embarazo, el parto y la menopausia pueden dar cabida a la pérdida de cabello aguda debido a todas los cambios hormonales que se producen durante esas etapas. Esto generalmente se resuelve por sí mismo después de unos meses.

Nutrición inadecuada

Otra causa pueden ser niveles bajos de hierro y vitaminas en el organismo. Se requiere un estudio analítico para determinar el origen de esas deficiencias, pero la anemia ocasionada por nutrición inadecuada es un posible diagnóstico. Uno de los síntomas de la anemia es, en efecto, la caída de cabello.

Estrés

Tener una vida muy acelerada, estar en constante estrés físico o emocional y no dormir lo suficiente pueden contribuir a la caída del cabello. Lo mismo pasa cuando nuestro cuerpo ha estado sometido al intenso estrés ocasionado por alguna enfermedad prolongada, alguna intervención quirúrgica importante o infección grave. 

Peinado o tratamientos estéticos agresivos

El empleo frecuente de peinados muy apretados, cascos, gorras, entre otros, puede provocar pérdida de cabello. Diversas técnicas de peluquería agresivas en las cuales se hace uso de tirones, calor extremo y sustancias químicas muy fuertes también pueden causar problemas de alopecia.

Uso de tabaco

El tabaco puede ser un factor importante en la pérdida de cabello, si quieres saber más acerca de lo que el cigarro puede ocasionar en tu cabello consulta nuestro artículo “Consecuencias del tabaco en el cabello”.

Genética

¿Tu papá, abuelo, tíos o hermanos tienen calvicie y temes que tú también puedas desarrollarla? La alopecia tiene, en efecto, un componente hereditario, y la genética, junto con la edad y los desequilibrios hormonales, es uno de los tres factores más importantes en el tipo de alopecia más común en los hombres (androgenética). Las mujeres, sin embargo, no están exentas de recibir problemas de este tipo de alopecia en su herencia genética.

caida del cabello

Enfermedades y afecciones que pueden provocar caída de cabello

Algunas enfermedades como la diabetes, el lupus, la sífilis y ciertas infecciones poco frecuentes pueden provocar caída de cabello

El lupus, una enfermedad autoinmune crónica en la que el sistema inmune del cuerpo ataca a sus tejidos sanos, incluye entre sus síntomas la caída del cabello o erupciones en el cuero cabelludo, las cuales pueden ser tratadas con una pomada tópica.

La alopecia areata se considera como condición cutánea autoinmune que causa la pérdida de cabello. Las personas que padecen alopecia areata tienen un sistema inmunológico que, por una razón desconocida, ataca a ciertos folículos pilosos por error. 

La inflamación en el cuero cabelludo no es algo que debemos dejar pasar desapercibido, si notas manchas rojas, escamas amarillas o blancas que te provocan picazón son señales suficientes para visitar a un dermatólogo, para saber de qué tipo de afección se trata y qué tratamiento debemos seguir (puede ser desde un shampoo, hasta terapia de luz). Es aquí donde la higiene y el uso de productos cosméticos interviene de manera relevante, ya que, si se eligen los adecuados, pueden evitar o ralentizar la caída del cabello, prolongando su ciclo vital, grosor, resistencia y densidad, protegiéndolo de la contaminación y demás factores que pueden dañarlo. 

Medicamentos, fármacos y tratamientos que causan pérdida de cabello

Algunos medicamentos como los anticoagulantes, antidepresivos y anticonceptivos, pueden provocar caída de cabello. También fármacos que contienen litio, beta bloqueadores, warfarina, heparina, anfetaminas y levodopa, así como los aquéllos usados para quimioterapias.

Mecanismos de pérdida de cabello activados por medicamentos

Los mecanismos por los cuales se pierde el cabello con el uso de medicamentos o tratamientos son:

  • Efluvio telógeno: Es el mecanismo más frecuente. Se caracteriza por el desprendimiento excesivo de cabellos telógenos. Esto puede deberse a que el medicamento acelera la entrada del folículo a la fase de reposo. También puede deberse a la interrupción súbita de un medicamento inductor de la fase anágena, como el minoxidil o los estrógenos. La pérdida de cabello es evidente 3 meses después del inicio de la exposición al medicamento. Generalmente la densidad capilar permanece normal, aunque también puede verse disminuida.
  • Efluvio anágeno: Es provocado por el uso de fármacos citotóxicos como los agentes quimioterapéuticos usados contra el cáncer. Se provoca por la toxicidad directa del medicamento a las células en proliferación activa del folículo. Esto provoca que las células del folículo dejen de dividirse y se desprenda el tallo del cabello. La pérdida de cabello es visible de 1-3 semanas después de comenzar el tratamiento y se completa a los 2 meses.
  • Alopecia cicatrizal: El adelgazamiento difuso y permanente asociado a la destrucción de los folículos es muy poco común, generalmente es visto después del uso de busulfan o con terapia de radiación en tumores cerebrales.

Medicamentos que causan calvicie o alopecia reversible

Anticoagulantes

El efluvio telógeno provocado por anticoagulantes es un efecto adverso común. Sucede hasta en la mitad de los pacientes tratados con heparina.

Antineoplásicos

La pérdida de cabello es un efecto adverso muy frecuente de la quimioterapia. Es más evidente en los pacientes que reciben una combinación de medicamentos. La caída se presenta de 4-8 semanas después del inicio del tratamiento. Cuando se suspende el tratamiento el cabello generalmente regresa rápidamente.

Antiretrovirales

Los fármacos usados para el control del VIH, como el indinavir, provocan caída de cabello hasta en un 10% de los pacientes. La pérdida puede ser difusa o en parches, parecidos a los de alopecia areata. El indinavir también puede causar cambios en la textura y color del cabello.

Antibióticos

En casos aislados, medicamentos usados para el tratamiento de la tuberculosis, como la isoniazida, han producido pérdida reversible de cabello.

Anticonceptivos

Los anticonceptivos también pueden ser medicamentos que causan calvicie ya que los estrógenos prolongan la duración de la fase anágena. Cuando se suspenden súbitamente, un gran número de folículos entran a la fase telógena, por tanto se presenta una caída importante de cabello. Algunos de los anticonceptivos que contienen agentes androgénicos pueden empeorar un cuadro de alopecia androgenética.

Antiestrógenos e inhibidores de la aromatasa

Estos medicamentos se usan frecuentemente en el tratamiento del cáncer de mama. El tamoxifen se asocia con adelgazamiento y decoloración del cabello en algunos casos.

Terapia de reemplazo hormonal con estrógenos-metiltestosterona

Hasta un 12% de las mujeres que reciben este tipo de terapia para el tratamiento de la menopausia pueden presentar pérdida de cabello.

Derivados de andrógenos

La alopecia androgenética se exacerba con el uso de estos fármacos. Esto se observa en personas que tienen que tomar reemplazo de hormonas o aquellos que toman esteroides anabólicos para aumentar masa muscular.

Inmunosupresores

La alopecia es una consecuencia frecuente de la terapia oral con tacrolimus en pacientes sometidos a un transplante de órganos. Se presenta hasta en un 28% de los casos. Hasta un 16% de los pacientes que toman leflunomida para la artritis reumatoide presentan caída de cabello.

Interferones

Estos se usan para el tratamiento de infecciones virales y en ciertos tipos de cáncer. Producen pérdida de cabello hasta en el 50% de los pacientes que los usan y el efecto es dependiente de la dosis. Una vez que se suspende la terapia, el cabello regresa.

Minoxidil

Después de 2-3 meses que se suspende el tratamiento con minoxidil se presenta caída de cabello importante. Esto es debido a que los folículos estimulados por el minoxidil entran súbitamente a la fase telógena y el cabello se desprende. Al inicio del tratamiento con minoxidil, también se presenta caída de cabello. Esta se debe a que todos los folículos se inducen para entrar en la fase anágena y se induce la caída del tallo de cabello viejo, para que el nuevo pueda crecer.

Fármacos psicotrópicos

Se ha reportado que los estabilizadores del estado de ánimo como el litio y el valproato de sodio causan caída de cabello entre un 12-20% de los pacientes.

Antidepresivos

Los antidepresivos también pueden ser medicamentos que causan calvicie y caída de cabello. Se ha reportado pérdida de cabello unos cuantos meses después del inicio de la terapia con fluoxetina, pero en algunas ocasiones está caída se presenta hasta un año después del inicio del tratamiento. Los antidepresivos tricíclicos, como la imipramina, también pueden causar pérdida de cabello en casos aislados.

Retinol y derivados (vitamina A)

Dosis altas de vitamina A se han asociado con pérdida de cabello. La administración simultánea de vitamina E puede agravar el problema. Derivados como la tretinoína, también pueden producir pérdida de cabello en forma dosis-dependiente. En algunos casos la alopecia puede ser severa, llegando a una alopecia total.

Medicamentos para enfermedades cardiovasculares

Se ha reportado que el tratamiento con antagonistas del receptor beta-adrenérgico, como el metoprolol, pueden producir pérdida reversible de cabello. Mismo caso con los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina, como el captopril. Una vez que se suspende el tratamiento, el cabello regresa.

Fármacos y tratamientos que causan calvicie o pérdida de cabello permanente

Busulfan

Es un medicamento que se usa para el tratamiento previo en los pacientes que se someterán a un trasplante de médula ósea. Produce alopecia permanente hasta en un 50% de los pacientes.

Radioterapia de tumores cerebrales

Este tipo de tratamiento produce alopecia cicatrizal. Esto se debe a que la radiación destruye los folículos que se encuentran en fase anágena. Las áreas afectadas no se ven completamente calvas debido a que los folículos que se encontraban en fase telógena durante el tratamiento pueden sobrevivir al proceso.

¿Cómo puede diagnosticar un especialista la razón por la que se me cae el cabello?

Los métodos para diagnosticar estos padecimientos han aumentado con el paso de los años. Uno de ellos es la tricoscopia, que consiste en analizar con un dermatoscopio (lupa especial con luz polarizada) la existencia de ciertos signos que determinan el tipo de alopecia. Por ejemplo, en la alopecia areata se pueden ver puntos amarillos (folículos sin cabello), puntos negros (cabello roto), cabello en exclamación (más gruesos en la punta en lugar de en la raíz)… Mientras que en la alopecia androgenética podemos ver que el cabello va perdiendo grosor por la acción hormonal; se ven intermedios, miniaturizados y puntos amarillos.

Otra técnica bastante funcional es el tricograma, que se puede realizar si existen dudas diagnósticas. Es una técnica que consiste en tomar una muestra de aproximadamente 20 pelos desde la raíz, con un tirón seco. La muestra se analiza con un microscopio para apreciar en qué fase se encuentra el cabello y si hay más cabello en fase de crecimiento o de caída. Si la cantidad excede el 25% en fase de caída estaremos ante un efluvio telogénico. Esta técnica es más funcional para diagnosticar caída del cabello en niños.

Te recomendamos que en un caso avanzado, recibas un tratamiento avalado por un especialista, ya sea por medio de lociones, shampoos o injerto de cabello.

Alopecia y calvicie

La alopecia o calvicie es un problema estético y de salud que presenta cada día una mayor incidencia, a consecuencia de factores como el estrés, la contaminación, entre otros.

Alopecia androgenética

Esta es la forma más común de alopecia o calvicie y afecta a más de un 60% de los hombres durante toda su vida. ¿Quieres saber más detalles sobre ella? Aquí te lo explicamos.

Tratamientos contra la alopecia

¿Existe algún tratamiento efectivo para recuperar el cabello sin considerar el trasplante capilar? Aquí te ofrecemos algunas respuestas.