Trasplante de Cabello en Jóvenes

Solo basta saber que estás en el lugar correcto

¿Trasplante de cabello en jóvenes? ¿Es posible?

Para muchos puede parecer insignificante, pero algo tan sencillo como el cabello genera tantas inseguridades como satisfacciones. Y es por esto que desde el momento en que vi que lo perdía. Mi vida trajo a flote varias inseguridades que tenía guardadas.

Hola, mi nombre es Ricardo Padilla y me hice un trasplante capilar con la técnica FUE el 8 de julio de 2017. Y la verdad es que me siento bastante satisfecho con los resultados.

Antes de llegar a tener la seguridad que ahora tengo y tener los resultados tan satisfactorios que todos mis conocidos ven. No tenía una vida completamente satisfecha y creo que la pérdida de cabello solo fue el pretexto para que muchos conflictos internos se manifestaran.

Este es el inicio de mi historia, que trata más que nada de valorar lo que tienes mientras todavía lo tienes, porque en el caso de la pérdida del cabello, uno puede descubrir que es una parte valiosa de tu vida cuando ves que lo estás perdiendo.

El inicio de un nuevo proceso

Como lo mencioné antes, perder el cabello solo fue el inicio de una cadena de inseguridades que tenía ocultas y que fui descubriendo conforme veía que caía cada vez más.

Amigos y familiares en su momento me recomendaron diferentes remedios, yo también intenté con varios de ellos, desde champús hasta las recetas caseras más elaborados. Pero el problema no terminaba, usaba gorra todo el tiempo para disimular un poco lo que me pasaba, realmente no quería resignarme a quedar calvo completamente.

Hasta que otra recomendación llegó a mí, fue la que consideré como definitiva. Se trataba del injerto de cabello y sabía que era verdaderamente la solución a mi problema, pero además de pensar que podía ser un procedimiento inalcanzable para mí por su alto costo, no tenía la confianza de escoger el lugar correcto.

Así fue como comencé un nuevo viaje, que comprendía la búsqueda del lugar correcto para realizarme la cirugía capilar que me ayudaría a recuperar la confianza perdida.

¿Será este el lugar correcto?

Para una persona como yo, que ya de por sí lidiaba con la timidez e inseguridad, encontrar el lugar indicado para realizarme un procedimiento que podría cambiar mi físico para siempre es todo un reto, ya que ese cambio puede ser positivo y darte más confianza, o puede ser negativo y empeorar todo el panorama.

Es por esta situación que encontré varias opciones para escoger y me decidí ir a cuantas pudiera, con el objetivo de ver la que me pareciera mejor y saber que estaba escogiendo el lugar indicado.

De todas las opciones que tenía a mi alcance, ninguna pudo convencerme del todo. Creo que para saber que estás en el lugar correcto debes sentirte a gusto por la existencia de ese tipo de confianza y complicidad entre ambas partes, ya que el proceso que te realizas de cierta manera es muy íntimo y personal, por lo que no debe tomarse a la ligera.

Así que ninguna de ellas me convenció, pero en esa búsqueda fue que encontré a la clínica DrEO y desde mi primera impresión, sabía que esto iría por un buen rumbo.

La primera impresión fue bastante buena, el lugar es muy limpio y su trato es bastante amable. Realmente pude sentir la diferencia de este lugar y las demás clínicas en las que perdí parte de mi tiempo, con la esperanza de encontrar algo bueno rápido.

Atención y respeto: Trasplante de Cabello en Jóvenes

Después de conocer toda la información que me ofreció la clínica, ellos siguieron sorprendiéndome al ser tan atentos y contestar cada una de mis dudas y miedos ante la decisión de someterme a un procedimiento como este.

Sin más, supe que estaba en el lugar indicado. Lo siguiente que hice fue dar ese paso tan importante: decirle sí a la cirugía y comenzar el proceso de restauración de mi cabello y vida. A pesar de tener inquietudes por el procedimiento, sabía que lo que vendría sería positivo.

Antes del procedimiento, la verdad sí me sentía muy nervioso, más que nada por la anestesia, tenía dudas sobre si quedaría bien, eran cosas que me tenían bastante preocupado.

A pesar de esos inconvenientes mentales que tenía, el proceso fue realmente positivo para mí. No sentí dolor y no fue algo incómodo. Porque tenía toda la confianza que necesitaba y que todo el personal se encargó de brindarme. Puedo asegurar que son verdaderamente unos profesionales.

Después de la cirugía de injerto capilar vino el proceso de recuperación y espera, creo que es la etapa más difícil porque realmente es molesto.

Antes del procedimiento, el doctor me aclaró que el tiempo para ver los cambios es tardado, y a veces, cuando lo olvidaba, solía espantarme y desesperarme por ver que aún no podía notar que ya tuviera cabello.

Sentimientos y pensamientos a prueba

El proceso de recuperación fue una etapa en la que de verdad necesité de mucha paciencia para lograr que mi ansiedad se fuera, además también fue difícil por toda la cantidad de cuidados que debía tener, y obviamente me entró la desesperación por ver los resultados rápido.

De cierta manera ya quería experimentar el lado positivo y los beneficios que el nuevo cabello traería a mi vida; sin embargo, aún me sentía inseguro de salir a la calle. Obviamente es una parte natural en el proceso de recuperación.

Fue hasta que transcurrieron los primeros meses cuando noté cada vez más los resultados. ¿Y qué sucedió?. Pues ya quería que el tiempo pasara más rápido para ver completamente mi cabello.

El seguimiento que me dieron después del procedimiento es inexplicable, estuvieron ahí conmigo todo el tiempo atentos y al pendiente.

Siguieron dándome consultas, y toda la información que necesité estuvo siempre ahí disponible para mí, así como los medicamentos que requería o alguna otra cosa que me hiciera falta. La clínica realmente se preocupa por sus pacientes.

Antes ya tenía un complejo de inseguridad que se atenuó con la caída de mi cabello. Usaba gorra todo el tiempo. Siempre pensaba que me estaba quedando pelón; que iba a ser foco de burlas de muchas personas, entre otros complejos.

Pero ahora ya tengo cabello y pienso en todas las formas en que puedo arreglarlo. Me siento más seguro. Logré quitar mi ansiedad. Los complejos ya se fueron y haber elegido a la clínica DrEO como la encargada de este cambio en mi vida; ha sido la mejor que he tomado, soy cien por ciento feliz.

Definitivamente puedo asegurar que pequeñas cosas hacen una gran diferencia. Y no hay mejor sentimiento en el mundo que saber que puedes ser imparable cuando tienes las ganas y la confianza de realizar lo que te propones.

Video Testimonial de Trasplante de Cabello en Jóvenes

Injerto de Cabello en Entradas: Cuando el trabajo depende de tu imagen

¿Qué haces cuando el trabajo depende de tu imagen y requieres sólo de un injerto de cabello en entradas para un empujoncito? Descúbrelo aquí Por...

Trasplante de Cabello en entradas y coronilla – Norwood III-V

No fui un número más, soy verdaderamente especial ¿Quieres saber cómo es un trasplante de cabello en entradas y coronilla? Lee nuestro artículo para que...

Antes y Después Injerto de Cabello: La juventud que DrEO me regresó

Antes y después injerto de cabello. ¿Quieres recuperar la versión más joven de ti mismo? Descubre como hacerlo con un trasplante capilar La caída de...

Testimonial Injerto Capilar

La distancia no fue un obstáculo para recuperar mi seguridad Testimonial Injerto Capilar ¿Quieres leer un testimonial? ¿Qué pasa cuando tienes las ganas de hacer realidad...