Alopecia areata: ¿la calvicie del estrés?

Este tipo de alopecia depende de una predisposición genética que combinada con estrés emocional o ambiental desencadena una pérdida de cabello con forma circular.

¿Qué es la alopecia areata?

Es una enfermedad que afecta al cuero cabelludo y otras regiones de la piel. Se caracteriza por la destrucción de los folículos pilosos (la estructura de la piel que “fabrican” el cabello que vemos en nuestra piel). 

La alopecia areata en mujeres u hombres es una condición cutánea autoinmune que causa la pérdida de cabello. Es una condición crónica en la que las personas pueden tener «recaídas» de la pérdida de cabello (cuando los síntomas vuelven a aparecer y luego desaparecen y vuelven a aparecer) en diferentes momentos de su vida.

¿Cómo se manifiesta?

Las personas que la padecen presentan caída de cabello. El cabello se pierde en zonas discretas y produce una lesión con forma redonda, del tamaño de una moneda pequeña. En estas lesiones la piel parece normal, pero carece de cabello.

¿Quiénes están en riesgo de padecer esta enfermedad?

Cualquier persona, hombre o mujer, de todas las razas y orígenes étnicos puede ser afectada por la alopecia areata. De hecho, aproximadamente 1 de cada 50 personas tendrá síntomas de alopecia areata en algún momento de su vida (normalmente antes de los 30 años). Alguien que tiene un familiar con alopecia areata tiene un mayor riesgo de padecerla. 

Aunque es más común de lo que crees en mujeres, puede afectar a cualquier persona, sin importar su edad o sexo. Generalmente se manifiesta desde la infancia, aunque puede presentarse en cualquier momento de la vida. Quienes la padecen tienen una predisposición genética a desarrollar la enfermedad. El riesgo es aún mayor si la enfermedad se presenta a temprana edad.

¿Qué causa la alopecia areata?

Se desconoce la causa. Se sabe que se produce una “activación anormal” del sistema inmune en los folículos pilosos. El sistema inmune “destruye”, por equivocación, los folículos del propio cuerpo, lo que provoca la pérdida de cabello. Para manifestarse requiere una combinación de predisposición genética y estímulos ambientales. Es frecuente que la enfermedad inicie después de períodos prolongados de estrés físico o emocional.

Las personas que padecen alopecia areata tienen un sistema inmunológico que, por una razón desconocida, ataca a ciertos folículos pilosos por error. El sistema inmunológico está compuesto por órganos, células y tejidos del cuerpo que normalmente protegen al cuerpo de daños como una infección. En algunos casos el sistema inmunológico no funciona correctamente. Los científicos no están exactamente seguros de por qué sucede esto.

¿La alopecia areata produce algún síntoma?

Las personas que tienen alopecia areata pueden notar por primera vez que están perdiendo pelo cuando ven grupos de pelo en la almohada. A medida que se cae más cabello, es probable que vean parches redondos y lisos de pérdida total de cabello en el cuero cabelludo, pero otras zonas del cuerpo también pueden verse afectadas. Lo más común es tener sólo una o unas pocas manchas de pérdida de cabello, pero a veces una persona puede perder todo el cabello, incluyendo las pestañas y las cejas. Esta condición se llama areata «totalis».

Algunas personas pueden perder todo el vello corporal (areata universalis); sin embargo, esto es menos común. La alopecia areata puede afectar a las uñas de las manos y los pies de una persona; las uñas se ven opacas y delgadas y en algunos casos pueden tener manchas blancas y parecer «abolladas». La forma de la uña no suele cambiar y normalmente no se caen. Las personas que tienen alopecia areata no tienen dolor relacionado con la pérdida del cabello y pueden vivir una vida saludable.

La enfermedad es completamente asintomática. Por tanto, las zonas afectadas no producen ninguna molestia.

El único signo de la enfermedad es la pérdida de cabello. Frecuentemente las personas se percatan de la pérdida de cabello de forma casual, al cortarse el cabello, al peinarse o cuando alguien se los hace notar. Las lesiones pueden ser únicas o afectar varias partes del cuerpo. Cuando las lesiones son muy grandes pueden “juntarse” y formar lesiones más grandes.

¿La enfermedad es contagiosa?

No. La alopecia areata no es contagiosa y no puede transmitirse a otras personas.

Las personas afectadas pueden sufrir aislamiento social y estrés causados por la pérdida tan súbita del cabello. En algunos casos, la persona afectada puede sentirse discriminada por su círculo social cercano.

¿Me volverá a crecer el pelo?

Aproximadamente la mitad de las personas que tienen síntomas leves de alopecia areata no tendrán un daño permanente en el folículo piloso, por lo que su cabello volverá a crecer de forma natural. Sin embargo, puede tardar hasta un año. El otro 50% puede tener una pérdida de cabello permanente con o sin cicatrices. Te recomendamos actuar lo más pronto posible para poder apoyarte de la mejor manera.

¿Cómo se diagnostica la alopecia areata?

Un médico puede diagnosticar la alopecia areata observando las manchas de pérdida de cabello, ya que la zona suele ser lisa y con hebras cortas de cabello que se han desprendido. A veces, el proveedor puede solicitar un análisis de sangre para comprobar si existen otras posibles condiciones médicas o enfermedades autoinmunes que puedan ser causa de la pérdida de cabello, como la anemia o las afecciones de la tiroides. En raras ocasiones, se necesita una biopsia en la que se extrae una pequeña cantidad de tejido del área para hacer el diagnóstico.

¿Se puede curar?

Desafortunadamente, no existe una cura para la alopecia areata en este momento; sin embargo, la ciencia siempre está avanzando y una cura puede ser posible en el futuro. La buena noticia es que hay medicamentos que son eficaces para su tratamiento en algunas personas.

¿Qué tipo de médico trata a las personas con alopecia areata?

Un médico especialista puede tratar la alopecia areata leve, pero lo más frecuente es que la persona sea remitida a un médico tricólogo o dermatólogo, un médico que se especializa en el cuidado de personas con afecciones capilares.

¿Qué hay de las vitaminas y minerales para tratar la alopecia areata en mujeres?

Las vitaminas y minerales son necesarios para muchas funciones corporales, incluyendo el crecimiento del cabello. Los científicos han descubierto que los niveles bajos de ciertas vitaminas/minerales o en algunos casos, demasiado, pueden provocar la caída del cabello. Esto es particularmente cierto para las personas que tienen alopecia areata. Por ejemplo, la investigación médica ha demostrado que los bajos niveles de vitamina D pueden ser un factor en la pérdida de cabello y que un exceso de vitamina A también puede estar asociado con la pérdida de cabello. Es necesario realizar más investigaciones para determinar si los bajos niveles de otras vitaminas y minerales como el hierro, el zinc y la biotina juegan un papel en la pérdida de cabello. Hable con su médico de cabecera o dermatólogo para saber si su nivel de vitamina D está dentro de los límites normales o si podría beneficiarse de tomar un suplemento de vitamina D u otras vitaminas o minerales.

¿Es normal sentirse triste por tener alopecia areata?

Es totalmente normal sentirse molesto por la pérdida de cabello, pero también es normal no preocuparse; o incluso con el tiempo sentirse orgulloso. Cada persona maneja la pérdida de cabello de manera diferente; sin embargo, muchas mujeres jóvenes se sienten avergonzadas por su pérdida de cabello y les resulta útil hablar con un consejero o terapeuta.

Algunas mujeres con alopecia areata jóvenes optan por usar una peluca o un peluquín, un sombrero o una bufanda, pestañas postizas y se hacen un tatuaje temporal (si no tienen pelo en las cejas). Aprender acerca de la alopecia areata es empoderante y encontrar a otras personas como tú a través de grupos puede ayudarte a darte cuenta de que no estás sola.

Si mis padres tienen alopecia areata, ¿me la heredarán?

No necesariamente, pero nadie sabe con seguridad por qué el sistema inmunológico actúa como lo hace cuando se trata de la alopecia. Es común que la alopecia se dé en familias en las que hay otras enfermedades autoinmunes. Sin embargo, no todas las personas de la familia contraerán una enfermedad autoinmune. Tu mamá o tu papá podrían ser las únicas personas de tu familia que desarrollen alopecia.

La alopecia areata en mujeres es el resultado de muchos genes diferentes, no sólo de un gen en particular. No hay ningún predictor para que alguien sepa si heredará la alopecia. Según estudios científicos, muchos investigadores creen que el riesgo de desarrollar alopecia si tu padre o tu madre la tienen es mucho menor que 1 de cada 5.

¿Cuáles son los tratamientos para la alopecia areata?

La evolución de la enfermedad es altamente impredecible. La pérdida de cabello puede ser temporal o permanente. Las lesiones pueden quedarse estáticas o crecer con el tiempo. En algunos casos, la enfermedad puede avanzar a tal grado que se pierda el cabello del cuerpo por completo (alopecia universal). No hay forma de prevenirla. Existen diversos esquemas de tratamiento con efectividad variable. El tratamiento estará enfocado en detener la activación del sistema inmune (para que los folículos no sean destruidos) y estimular el crecimiento de los folículos aún viables. Debido a que puede ser una enfermedad progresiva, se recomienda iniciar con un tratamiento lo antes posible para evitar la pérdida permanente del cabello. Cuando la pérdida de cabello no puede revertirse con el tratamiento médico, el trasplante de cabello permite restaurar el cabello perdido

Las personas que tienen alopecia areata leve pueden no necesitar tratamiento ya que su cabello puede volver a crecer de forma natural. Sin embargo, otras personas con pérdida de cabello de moderada a severa probablemente se beneficiarán del tratamiento. El objetivo del tratamiento es fomentar el crecimiento del cabello y detener una mayor pérdida de cabello.

Las pomadas tópicas que se aplican a las zonas de pérdida de cabello suelen recetarse primero. Entre ellos se incluyen los «corticoesteroides». Este tipo de medicamento estimula los folículos para que el cabello crezca. Cuando la terapia tópica no funciona, se pueden sugerir inyecciones como la Triamcinolona que se administra en el cuero cabelludo o en la cara (cejas), dependiendo de dónde se encuentren los parches de pérdida de cabello. El nuevo crecimiento del cabello suele tardar entre 4 y 6 semanas. Las inyecciones se repiten cada 4-6 semanas hasta que el cabello haya vuelto a crecer. El medicamento se suele interrumpir después de 6 meses si no se observa ninguna mejora.

Cuando la alopecia areata está avanzada, se pueden sugerir otros medicamentos como el minoxidil (por ejemplo, Rogaine), la antralina, la inmunoterapia tópica o la fotoquimioterapia.

Alopecia y calvicie

La alopecia o calvicie es un problema estético y de salud que presenta cada día una mayor incidencia, a consecuencia de factores como el estrés, la contaminación, entre otros.

Alopecia androgenética

Esta es la forma más común de alopecia o calvicie y afecta a más de un 60% de los hombres durante toda su vida. ¿Quieres saber más detalles sobre ella? Aquí te lo explicamos.

Alopecia por tracción

Es común en personas que usan peinados muy apretados o que cepillan su cabello con demasiada fuerza. También ocurre a personas con el hábito repetido de arrancarse el cabello.