Alopecia de origen metabólico o endocrino

Pacientes con enfermedades como el hipotiroidismo pueden presentar una alopecia parcial o difusa que puede afectar todo el cabello.

Existen diversas enfermedades que causan caída de cabello, las cuales pueden ser de origen endocrino, metabólico o inmune. A continuación hablaremos un poco de algunas de ellas.

Enfermedades de origen endocrino que causan alopecia

Hipertiroidismo

Es una condición que se produce por la producción excesiva de hormonas tiroideas por parte de la glándula tiroides. Los signos y síntomas varían un poco entre las personas; los más comunes son irritabilidad, debilidad muscular, problemas para dormir, intolerancia al calor, taquicardia, pérdida de peso, etc. El cabello de las personas que lo padecen suele tener una textura muy suave. Además se observa un adelgazamiento progresivo del cabello que afecta a todo el cuero cabelludo. Sin embargo, el grado de pérdida de cabello no tiene correlación con la severidad de la enfermedad.

Hipotiroidismo

En el hipotiroidismo, la glándula tiroides no produce suficientes hormonas tiroideas para satisfacer las necesidades del cuerpo. La causa más frecuente de este padecimiento es la deficiencia de yodo, seguido de causas autoinmunes. Los síntomas más comunes son intolerancia al frío, sensación de cansancio, depresión y ganancia de peso. Los pacientes con hipotiroidismo suelen tener un cabello áspero y quebradizo, debido a una reducida producción de sebo. Hasta la mitad de estos pacientes pueden presentar una alopecia parcial o difusa que puede afectar todo el cabello del cuerpo. 

Síndrome de ovario poliquístico.

Es una enfermedad heterogénea de causa desconocida que se caracteriza por una sobreproducción de andrógenos. Los síntomas son variados, pero se deben al exceso de andrógenos circulantes. Debido al exceso de hormonas masculinas, las pacientes que presentan este síndrome pueden desarrollar un cuadro de alopecia androgenética exacerbado.

Enfermedades autoinmunes que causan alopecia

Los pacientes con enfermedades autoinmunes sistémicas pueden presentar pérdida de cabello. Cuando los pacientes se encuentran en etapa de remisión, muchas veces tienen como secuela una alopecia severa. Esto reduce severamente su autoestima, puede provocar depresión, además de que reduce su calidad de vida de forma importante.

Lupus

La pérdida de cabello es uno de los signos cutáneos más comunes del lupus eritematoso sistémico (SLE), se presenta en casi la mitad de los pacientes que lo padecen. La alopecia asociada a lupus puede ser de dos tipos:

Alopecia no cicatrizal

Esta puede afectar a todos los folículos del cuerpo incluido cabello, ceja, barba y vello corporal. Esta alopecia se presenta durante los episodios agudos de la enfermedad. Puede presentarse como adelgazamiento y pérdida difusa del cabello, la cual se resuelve más o menos en 6 meses. También puede presentarse como lo que se conoce como “cabello de lupus”, el cual es un cabello seco, quebradizo que se daña fácilmente, el cual se observa predominantemente en la línea de cabello.

Alopecia cicatrizal o Lupus eritamatoso discoide

Es una enfermedad autoinmune que produce reacciones inflamatorias que pueden dañar muchos órganos del cuerpo. En el caso del cuero cabelludo, la inflamación produce un recambio progresivo de los folículos por tejido conectivo con grados variables de daño permanente a las células madre pluripotentes del folículo. Todo esto produce una alopecia cicatrizal, que se presenta en más de la mitad de los pacientes con la variedad discoide de la enfermedad. Puede presentarse como la primera manifestación de la enfermedad e incluso puede ser la única manifestación en algunos casos. Afecta en mayor proporción a las mujeres con una edad de inicio entre los 20 y 30 años de edad. Al ser una alopecia cicatrizal, ese cabello ya no regresa.

Dermatomiositis

Es una enfermedad autoinmune sistémica que afecta al tejido conectivo y a los músculos. Se puede presentar a cualquier edad, afectando más frecuentemente a las mujeres. Al principio, las lesiones de la piel pueden asemejarse a una dermatitis por contacto. En el cuero cabelludo se observan placas atróficas, confluentes, de color violáceo con distribución difusa. Las lesiones se asemejan a una dermatitis seborreica, por lo cual, en ocasiones, se requiere una biopsia para confirmar el diagnóstico. La alopecia tiende a ser generalizada, afectando a todo el cuero cabelludo. Aunque difícilmente se produce una alopecia no cicatrizal, es frecuente que esta entidad coexista con alguna enfermedad que pueda causar una alopecia cicatrizal, como el lupus eritematoso.

Esclerodermia

Es una enfermedad autoinmune que afecta al tejido conectivo. Se presenta de dos formas principales: Generalizada (también conocida como esclerosis sistémica) y localizada (también conocida como morfea). La forma generalizada a su vez se puede presentar de forma difusa o limitada. Los cambios escleróticos que produce esta enfermedad pueden afectar al tejido conectivo de cualquier órgano. Frecuentemente afecta al riñón o al corazón y los pulmones. La forma localizada no afecta los órganos internos. Las lesiones se caracterizan por parches o placas de piel engrosada, brillosa y lisa, con zonas hiper e hipopigmentadas, además de telangiectasias. En las lesiones bien desarrolladas los folículos pilosos y las glándulas sudoríparas están ausentes. Debido a la naturaleza cicatrizal de la alopecia producida, el cabello en estás lesiones se pierde para siempre.

Fibromialgia

La fibromialgia puede ser de dos tipos, primaria y secundaria. La forma secundaria es un componente inflamatorio de muchas enfermedades autoinmunes. La fibromialgia primaria es un síndrome somático funcional causado por alteraciones en el procesamiento del dolor por parte del sistema nervioso central. Se caracteriza por un dolor generalizado, crónico, del sistema musculoesquelético, asociado con fatiga y presencia de puntos dolorosos en zonas específicas del cuerpo. La fibromialgia puede ser un componente de muchas enfermedades autoinmunes que causan alopecia cicatrizal, como el lupus eritematoso. Asimismo, los medicamentos que se usan para el tratamiento de la fibromialgia, pueden causar alopecia. La alopecia causada por estos medicamentos generalmente es difusa, no cicatrizal y limitada al cuero cabelludo.

Alopecia por Falta de Hierro

La alopecia por falta de hierro es muy común particularmente en países con deficiencias nutricionales poblacionales; tratarla es relativamente sencillo, dado que por medio de suplementos y dieta balanceada se puede mejorar el estado del paciente.

La deficiencia de hierro es la deficiencia nutricional más común en el mundo y se asocia con retraso en el desarrollo, comportamiento deteriorado, rendimiento intelectual disminuido y resistencia a la infección disminuida. En mujeres premenopáusicas, las causas más comunes de anemia por deficiencia de hierro son la pérdida de sangre menstrual y el embarazo. En hombres y mujeres posmenopáusicas, las causas más comunes de anemia por deficiencia de hierro son la pérdida de sangre gastrointestinal y la malabsorción.

La concentración de hemoglobina se puede usar para detectar la deficiencia de hierro, mientras que la concentración de ferritina en suero se puede usar para confirmar la deficiencia de hierro. Sin embargo, la concentración sérica de ferritina puede estar elevada en pacientes con afecciones infecciosas, inflamatorias y neoplásicas. Pueden ser necesarias otras pruebas, como la concentración de protoporfirina de zinc y eritrocitos, la concentración de transferrina, la concentración de hierro en suero y la saturación de transferrina. Se debe identificar la causa de la deficiencia de hierro.

Causas

Si el paciente es hombre, mujer posmenopáusica, o tiene factores de riesgo de pérdida de sangre, entonces el paciente debe ser evaluado en busca de fuentes de pérdida de sangre, especialmente gastrointestinal (p. Ej., Cáncer de colon). Varios estudios han examinado la relación entre la deficiencia de hierro y la pérdida de cabello. Casi todos se han dirigido exclusivamente a mujeres y se han centrado en la pérdida de cabello no cicatrizal. Algunos sugieren que la deficiencia de hierro puede estar relacionada con la alopecia areata, la alopecia androgenética, el efluvio telógeno y la pérdida difusa del cabello, mientras que otros no.

Actualmente, no hay pruebas suficientes para recomendar la detección universal de la deficiencia de hierro en pacientes con pérdida de cabello. Además, no hay pruebas suficientes para recomendar la administración de suplementos de hierro a pacientes con pérdida de cabello y deficiencia de hierro en ausencia de anemia por deficiencia de hierro. La decisión de hacerlo debe basarse en el juicio clínico. En la práctica clínica se evalúa a los pacientes masculinos y femeninos con pérdida de cabello cicatrizal y no cicatrizal en busca de deficiencia de hierro. Aunque esta práctica no se basa en la evidencia, creemos que el tratamiento para la alopecia por falta de hierro mejora cuando se trata la deficiencia de hierro, con o sin anemia.

Tratamiento en la alopecia por falta de hierro

El tratamiento de la deficiencia de hierro sin anemia es controvertido. El tratamiento de la anemia nutricional por deficiencia de hierro incluye una ingesta dietética adecuada y suplementos de hierro por vía oral. La suplementación excesiva de hierro puede causar una sobrecarga de hierro y debe evitarse, especialmente en pacientes de alto riesgo, como aquellos con hemocromatosis hereditaria. Los pacientes que no responden a la terapia de reemplazo de hierro deben someterse a pruebas adicionales para identificar otras causas subyacentes de la anemia por deficiencia de hierro.

Alopecia y calvicie

La alopecia o calvicie es un problema estético y de salud que presenta cada día una mayor incidencia, a consecuencia de factores como el estrés, la contaminación, entre otros.

Alopecia por tracción

Es común en personas que usan peinados muy apretados o que cepillan su cabello con demasiada fuerza. También ocurre a personas con el hábito repetido de arrancarse el cabello.

Tipos de alopecia

Dentro de las alopecias no cicatrizales, existen varios tipos de alopecia con causas y manifestaciones clínicas muy diferentes.